martes, 1 de enero de 2013

CUENTO DE AÑO NUEVO


Un cuento de año nuevo

(Este cuento infantil, con más moraleja que fantasía, fue escrito, como trabajo publicitario, para la marca de ropa infantil Bóboli,  y publicado en su página web y en la felicitación de navidad de la marca)


Uno de enero
La mañana del uno de enero, Irene se despertó pensando: “Llevo todo el año sin desayunar”. Así que se levantó de un salto y fue corriendo a la cocina, a prepararse un buen tazón de leche con cacao. 
Estaba terminando la taza cuando un pensamiento le sobrevino repentinamente: “Llevo todo el año sin cepillarme los dientes”.
Apresuradamente de nuevo, corrió hasta el cuarto de baño, puso pasta en el cepillo y se lavó los dientes a toda prisa porque en cuanto terminase tenía que peinarse: “¡Es que llevo todo el año sin peinarme!”.
“¡Llevo todo el año sin jugar!”, descubrió repentinamente, abalanzándose sobre el armario rojo, abrió las puertas y sus ojos crecieron ante el descubrimiento de sus juguetes más queridos, como si hubiera estado separado de ellos largo largo tiempo.
Y así pasó Irene el día, descubriendo su bicicleta, el gato del vecino, las plantas del jardín, el cajón de la cocina donde se guarda la barra de chocolate… a su amiga Julia, a su hermanito Diego… a mamá, a la abuela…
Cuando por fin se acostó y su madre le leyó un cuento para dormirse, algo que llevaba también todo el año nuevo sin hacer, le preguntó:
–Mamá, ¿no podría ser uno de enero todos los días para disfrutar tanto todas las cosas?
–Podría ser, Irene: eso depende solamente de que tú lo quieras.


Autor- Juan Pablo Caja

2 comentarios:

  1. Mi nombre es Juan Pablo Caja y soy el autor de este cuento. Le agradecería que acreditase dicha autoría.

    ResponderEliminar
  2. Mis disculpas, si se da cuenta siempre que encuentro un cuento y lo pongo en mi blog está el autor de quien lo ha escrito, quizás no lo vi, quizás no me di cuenta. Lo siento y mil gracias por corregirme.

    ResponderEliminar